Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | July 16, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Te sientes un enano ante un gigante?

¿Te sientes un enano ante un gigante?
ivanferrer

La mística que envuelve al Bernabéu sostiene y cree a ciegas que noventa minutos en el coliseo blanco son muy largos. Pero yo tuve bastante este sábado con solo 48… El equipo en el que juega mi hija Anna jugaba contra el Bàsquet Centre Catòlic de Hospitalet. Era la primera vez que veía a las niñas ansiosas, tensas y nerviosas durante la previa. Habitualmente suelen centrarse en el partido que van a disputar sin reparar en quién será el adversario…

Pero esta vez eran muy conscientes de dónde se iban a meter… Ese mismo equipo les ganó con claridad y les pasó por encima como una apisonadora en el torneo de navidad, hace tan solo un mes. Tenían una jugadora, la número 20, que movía muy bien el balón y se antojó como un auténtico gigante para ellas. Además un juego colectivo muy físico les creó infinidad de problemas… El resultado final fue un rotundo 20 a 37. Con tal precedente, antes del partido, se sentían como un pequeño pastorcillo que se iba a enfrentar al enorme guerrero de los filisteos.

Anna, la noche antes, me dijo con tristeza que era imposible ganar, que eran muy buenas las contrarias… No se me ocurrió otra cosa que explicarle la leyenda de David y Goliat, antes de irse a dormir… No sé si sirvió de mucho, pero lo cierto es que jugaron, de largo, el mejor partido defensivo de la temporada. Desde las más corpulentas hasta las más pequeñas del Sant Joan Despí no dejaron respirar al rival. De las ocho partes del partido (de seis minutos de duración cada una), en dos las dejaron a cero puntos y en otros dos tiempos solo pudieron convertir un solo tiro libre.

Disputaron cada jugada como si fuera la última, fieles a su estilo, y se acabaron llevando el partido por 26 a 31. En la grada sufrimos y animamos desde el primer minuto… Es como una especie de extraño placer sadomasoquista que te llena de vida, desde la barrera… Solo recuerdo tal nivel de agotamiento (sin haber hecho una actividad física) al ver la estresante Apocalypto de Mel Gibson en el cine (tanta carrera y tensión me dejaron hecho trizas y sin aliento en la butaca).

La anécdota del partido la puso Blanca -la experta del equipo en meter las canastas decisivas, apareciendo desde no se sabe dónde- cuando, tras acabar la batalla, dijo sonriente: “pues ya no me parece tan grande la 20 como antes”…

¿Cuántas veces a lo largo del día te sientes un David frente a Goliat?

photo credit: codin.g goliathhaus via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.