Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | November 21, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Una chispa puede quemarlo todo?

¿Una chispa puede quemarlo todo?
ivanferrer

Todo estaba calculado y milimetrado para que no hubiera incidente alguno. La UEFA calificó de alto riesgo el choque entre Serbia y Albania. Había más que tres puntos en juego en la clasificación para la Eurocopa 2016. La noticia, por insólita que parezca, no era el liderazgo en el grupo de Albania -sorprendió a Portugal y empató con Dinamarca en las dos primeras jornadas.

El lío venía precedido por la  convulsa historia reciente del este europeo. De fondo y como detonador; Kosovo. País no reconocido por Serbia y del que proceden siete jugadores albaneses. Como el cóctel molotov tenía tintes de encenderse en las gradas, la UEFA prohibió que aficionados de Albania acudieran al campo. Muerto el perro se acabó…

Pero la rabia llegó desde el aire. Una provocación en forma de demonio mecánico alado que abanderaba la enseña albanesa. Y como napalm caído del cielo, se ignifugó todo el terreno de juego. Los dos equipos se enzarzaron en una pelea y se suspendió el partido, con 0-0. Faltaba poco tiempo para el descanso pero sobraba mucha chispa. Una sola chispa que lo encendió todo, a lo grande. Visto lo visto parece que todo el mundo estaba preparado para, a la mínima, hacerlo saltar todo por los aires.

¿Esperas cualquier provocación para ir al ataque? ¿O tampoco hay para tanto? ¿Es justo reaccionar ante las provocaciones?

photo credit: quinn.anya via photopin cc

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.