Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | September 24, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Celebras con alegría o clavando cuchillos?

¿Celebras con alegría o clavando cuchillos?
ivanferrer

Las palabras, como la mítica película, se las lleva el viento. Pero los gestos -esos diminutos y fugaces elementos de comunicación- pueden permanecer en la retina y la mente del público mucho tiempo. Se producen en un visto y no visto, vuelan con la ligereza de una pluma, pero que pueden llegar a pesar como una inmensa piedra de varias toneladas o encenderse a la velocidad de vértigo de una chispa en un maizal seco. Y con el amplificador de un mundial se elevan a la categoría de legendarios (con una carga de profundidad de alto voltaje para los que lo viven de forma intensa debido a su profunda conexión mental con el hecho que engloba y enmarca al propio gesto). En ambos casos, un pequeño elemento con una alta carga simbólica.

El panameño Felipe Baloy, trotamundos del fútbol (ha vestido la elástica de 13 equipos diferentes en 5 países de América), se tapa la cara emocionado tras marcar el 6-1 que cierra la paliza sufrida ante Inglaterra y certifica su adiós del mundial. Un gol que para selecciones como Alemania, Croacia, Inglaterra, España o Argentina podría significar poco menos que una triste operación de maquillaje. Pero para un país debutante en un mundial es una inmensa alegría

Los suizos Xhaka y Shaqiri, de origen albanokosovar, remataron sus celebraciones con sendas referencias a la bandera de Albania, en el triunfo ante Serbia. Un torpedo a la línea de flotación de sus detractores, que se ignifugaron más por el detalle que por la derrota en sí.

Me imagino un fútbol en el que, como en la ópera de Viena, te levantas y aplaudes con rectitud y formalismo un gol; nada más. Y no se te pasa por la cabeza chillar como un loco, hasta quedarte sin voz, ni coger la bandera de plástico que tienes entre manos y volatilizarla literalmente sin ser plenamente consciente de lo que está pasando, ni decirle a tu hija que lo que ha visto en el campo, lo explicará a sus hijos y nietos como la leyenda de los 300. Ese día el fútbol será menos fútbol…

¿Celebras solo con alegría? ¿O es un buen momento para reivindicar y lanzar mensajes punzantes?

photo credit: GTCHD * via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.