Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | June 21, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

Ganar es la única opción

Ganar es la única opción
ivanferrer

España se lanza a la búsqueda de su sexta ensaladera con un equipo repleto de primeras espada. Y los directivos de la Federación de Tenis han puesto todas las esperanzas en el mallorquín Carlos Moyà, su Neo de la raqueta. El nuevo capitán del combinado nacional, ni corto ni perezoso, ha tirado la casa por la ventana antes de iniciar el asalto a la Copa Davies. Y lo tiene clarísimo, con un comunicado que resume su filosofía: “Tenemos la obligación permanente de ganar”.

Moyà ha lanzado un órgado en toda regla. Es un aviso para navegantes, vestido de amenaza nuclear al más puro estilo “mutua destrucción asegurada”. Solo quiere ganadores en su equipo y ya ha visualizado el final del camino: la risa, la emoción, el llanto de los vencedores. El saberse números uno, sentirse en la cima del mundo…

La marca España, en la última década ha dado un salto cualitativo tanto en deportes de equipo como en lo referente a superestrellas deportivas: los tres campeonatos internacionales seguidos de fútbol, el mundial de balonmano, las innumerables medallas en baloncesto, la eterna luna de miel del hoquei patines con el triunfo, Fernando Alonso, Laia Sanz, Jorge Lorenzo, Mireia Belmonte, Ona Carbonell… El país ha pasado de lamentarse en incontables situaciones injustas y de mala suerte a estar tocados por una varita mágica, de estar contagiados por la suerte del campeón… Contrasta un país hundido -con unas tasas de paro y de fracaso escolar increíbles- con una nación que ha convertido la victoria deportiva en sinónimo de normalidad.

Si el único objetivo es la victoria, ser el número uno, ¿nos abrimos el abismo del fracaso? ¿Tiene sentido disfrutar del camino, darlo todo día a día, y que el triunfo sea consecuencia del trabajo hecho? ¿Sin trabajo no hay objetivo? ¿O sin objetivo no hay trabajo? ¿Qué es primero el huevo o la gallina?

photo credit: Ricardo Alguacil via photopin cc

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.