Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | October 21, 2020

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Demasiado pro?

¿Demasiado pro?
ivanferrer

La nueva realidad deportiva del deporte de base, como decía la película, es “azuloscuracasinegra”. Especialmente en lugares como Cornellà, en el que hasta el momento ha sido imposible ver al equipo de mi hija. Tampoco fue posible en Barcelona. Considero que ver a través de una pantalla deporte amateur es poco menos que un sacrilegio. El resto de padres del equipo de Anna no piensan como yo y lo estuvieron disfrutando a través del móvil, mediante una aplicación de streaming en directo. Les salvó el wifi de la cafetería delante del colegio en el que estuvimos haciendo tiempo. Para mí el deporte amateur es cercanía, ver la realidad a cuatro palmos de distancia, escuchar lo que pasa de primera mano y el chirriar de zapatillas en el parqué (cuando no ponen el insoportable reguetón en el pabellón de Rubió i Ors) Por estas razones, la soledad de la pantalla lo enfría todo, le roba pasión y desnaturaliza la acción del directo.

Los tiempos avanzan, la tecnología lo impregna todo y el Covid-19 le ha dado una vuelta de tuerca siniestra a todo. Esta manera de ver los partidos, como si se tratara de un evento en directo de Teledeporte, está matando mis ganas de disfrutar del deporte de equipo. Para mí el público y el compartir de forma cercana significa mucho. Y, en cambio, ahora todo va de taparse y de distancia social. Demasiadas pantallas para mi gusto…

¿Te gusta ver el deporte de base como el profesional?

photo credit: galwachs _MG_0600 via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.