Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | December 11, 2017

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

Duplas para reír por surrealistas

Duplas para reír por surrealistas
ivanferrer

El culto a los deportistas de élite es un tema que nos lo tendríamos que hacer mirar entre todos… Son muy mediáticos, nos ofrecen muchos momentos de emoción, alguno que otra alegría… Pero de ahí a elevarlos a la categoría de celebridades me parece demasiado… Pero existe un culto aún más profundo que se presenta tras la muerte del deportista. Admiración en vida por lo que hacen y devoción en la muerte por su legado…

El culto en vida lo ejemplifica Cristiano Ronaldo. Como figura estelar y embajador de Portugal a nivel planetario, ha cedido su nombre al aeropuerto de Madeira. Y en consonancia con lo extremo de todas las facetas de la vida de CR7, ésta no podía ser menos. Su naming ha ido acompañado de un busto, bajo mi punto de vista, difícil de clasificar… No sé si le dará mucho glamour a las instalaciones, pero al menos ha hecho las delicias de los internautas…

El culto tras la desaparición lo encarna Johan Cruyff. Las últimas noticias apuntan que su nombre denominará el nuevo Miniestadi. Pero como si esto no fuera suficiente, el club azulgrana también quiere que el Ayuntamiento de Barcelona cambie la calle Arístides Maillol por la del astro holandés. No me quiero ni imaginar que hará el Barça cuando mueran Messi, Puyol, Iniesta, Xavi y Valdés. Aunque quedan unas cuantas décadas aún yo, por si acaso, iría buscando emplazamiento para recrear una réplica del Valle de los Reyes…

¿Hace falta ponerle nombre de deportistas a todo? ¿O corremos el peligro de olvidarnos de ellos?

photo credit: #viresuacidade 150829160705 via photopin (license)

Publicar un comentario

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.