Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | June 26, 2019

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

El becario se cepilló a todos los seniors

ivanferrer

Nacido en Chicago. Poseedor del récord mundial de triples (135 en tan solo 5 minutos). Todo tesón, todo corazón. Pero es un becario del mundo del baloncesto, con tan solo 16 años. Aunque tiene una técnica depurada y rapidísima, aún quedan muy lejos los focos y los flashes que van pegados a las estrellas de la NBA. Josh Ruggles va paso a paso demostrando que vive por y para la canasta.

Y este fin de semana protagonizó un cuento de hadas ganando el concurso de triples de la Supercopa Endesa. Llegó como invitado y salió como campeón, por la puerta grande. Ni la nómina de francotiradores profesionales de la ACB pudieron con él.

Si ya fue mundialmente conocido por su récord, éste será un espaldarazo más a su carrera. Credenciales importantes, ya que en la adolescencia ya se ha medido a profesionales de su amado deporte y ha aguantado la presión de los focos y el público (no es lo mismo lanzar a canasta en el garaje de tu casa o en un pabellón vacío que ante miles de aficionados en directo y con las cámaras apuntando).

Josh ha tenido la inmensa suerte de sentirse como las estrellas por un día y saber qué es ser un profesional. ¿Y cuántos de nuestras hordas de becarios no han tenido esa suerte y pasan los días haciendo fotocopias o informes aburridísimos? ¿A qué esperamos para integrarlos realmente en nuestros equipos de trabajo? ¿Tan arriesgado es darles autonomía? ¿Ellos no tiene el derecho a sentirse estrellas por un día?

photo credit: Gustavo (lu7frb) via photopin cc

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.