Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | August 20, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

Ensaladilla rusa de violencia (Trilogía rusa III)

Ensaladilla rusa de violencia (Trilogía rusa III)
ivanferrer

Una de las grandes aportaciones rusas al mundo tradicional de las tapitas ha sido la de la ensaladilla rusa. Aunque juntamente con la montaña rusa, pocos saben de dónde viene ese nombre… La ensaladilla rusa tiene sus ingredientes tipo pero, entre tanta mezcla y salsa, siempre se puede colar alguno nuevo que se encuentra desterrado en la nevera. Como la típica tapa, en la vida todo se mezcla y convive en el mismo plato. Realidades a 589 kilómetros de distancia, el mismo día, se conectan y adquieren sentido…

589 Kilómetros que hay entre Bilbao y Molins de Rei. Ens Molins estábamos mi hija y yo viendo un partido de primera catalana, en categoria sénior masculina, entre el Sant Joan Despí (equipo donde está Anna) y el Molins de Rei (en el que juega su tutor en el cole, Miquel). En estas edades, el profesor es como una suerte de semidiós que les abre los ojos al mundo. Y en muchas ocasiones es una autoridad superior a los propios padres. Y si encima, el profesor es divertido, entregado, comprometido y atento -como es el caso de Miquel-, tiene enamorados a todos los alumnos.

Así que ver a su maestro en pista era toda una experiencia para Anna. El partido fue bastante extraño. Tras una primera parte en la que parecía que el resultado iba a ser un escándalo (35-9), el Sant Joan pareció inquietar a su rival (aunque nunca llegó a estar a menos de 10 puntos por debajo), aunque al final la superioridad de los locales quedó patente con el 55-34 final. Y la guinda la puso Miquel con la canasta final. Anna se llevó su trofeo a casa (una foto con su profe en la media parte) aunque acabó hasta el gorro de la grada.

Tres frases me dieron una idea de su experiencia como espectadora. Primero me preguntó: ¿Por qué la gente chilla tanto? Acerca de los comentarios de los aficionados del Sant Joan, que iban por debajo, dijo: ¿No pueden aceptar que los otros son mejores? Y cerró la trilogía con un lapidario “son unos maleducados”. Disfrutó con lo que vio en la pista, pero se disgustó con la grada…

Menos mal que solo usa internet para ver series de dibujos animados y entrar en el blog del colegio, así se ahorró el lamentable visionado del acto que se celebró a 589 kilómetros, en el Bilbao Arena. Las gradas de un lugar y la pista en el otro fueron una desagradable ensaladilla rusa de violencia

¿Puedes ver un partido un partido calmado? ¿O irremediablemente se te calienta la boca?

photo credit: Russian Salad (ok, Soviet Salad). Stencil by Alvaro Valiño via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.