Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | November 19, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

La maratón desde otro ángulo (capítulo 2)

La maratón desde otro ángulo (capítulo 2)
ivanferrer

Más de 17.000 corredores, miles de personas desplegadas a lo largo del recorrido, decenas de puntos de animación… La maratón es el lugar perfecto para encontrarte con las personas más insospechadas. Es un largo viaje en el que se hallan pequeños tesoros escondidos.

Antes de la salida, la primera sorpresa fue David Jorques, un excompañero de equipo de fútbol, que tras su retirada se encomendó en cuerpo y alma a los deportes de fondo. Su espíritu en el campo lo ha trasladado al 100% al asfalto. Tras perder 15 kilos (los que se ha llevado su hermano pequeño, según él) iba a intentar bajar de las 3 horas 5 minutos. Acabó en 3:10:01; seguro que si no lo consiguió no fue por ganas… Pero dicho sea de paso, vaya tiempazo…

Después vino la única quedada acordada, con Jordi y Josep, mis compis de fatigas que aunque no nos vemos a menudo, el running nos ha conectado para siempre… Nos abrazamos y nos deseamos mucha suerte para la carrera.

Durante el trayecto me encontré a Simón -la primera persona que me enseñó que tocar bien la pelota es importante pero no suficiente; que el físico ofrece plus extra determinante que te permite ganar partidos-, al abuelo de Arnau -con el que comparto interesantes conversaciones sobre el campo, los ferrocarriles, la política y el deporte mientras los niños entrenan cada martes a hockey en línea-, al otro Josep -con el que he coincidido en varias Matagalls-Montserrat. Y en una de las animaciones de percusión que había al final de la Diagonal, cuando los kilómetros se te empiezan a atragantar, me crucé con Marta, dándole a los palos. Fueron seis tesoros que pude encontrar, aunque hubo otros que no se pudieron materializar, entre tanto griterío, como el de Noemí…

Todos fueron encuentros fugaces, que duran unos pocos segundos, y que me sacaron mentalmente de la carrera durante unos breves instantes… Son 42 kilómetros salpicados de infinidad de vivencias a través de todas y cada una de las personas con las que me crucé…

¿Te gusta encontrar caras conocidas durante las carreras? ¿O vas tan centrado en lo que haces que te despistan?

photo credit: Scott Beale Tesoros Trading Company via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.