Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | November 21, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

Lo que da de sí lo que pasa alrededor de un entreno (final)

Lo que da de sí lo que pasa alrededor de un entreno (final)
ivanferrer

Y tras el incidente del cajero pude finalmente entrenar por la tarde. En las duchas siempre me sale mi vena periodística. Siempre voy con la parabólica puesta, a ver si cazo algo. Y cuando creía que el día ya me había deparado todas las historias curiosas posibles, una conversación bajo el agua entre un padre y su hijo de unos 13-14 años me dio mucho que pensar.

El niño comentaba que se lo pasaba muy bien con el pádel. Su padre le cortó, tajante: “ya, pero estás apuntado a fútbol la temporada que viene. Y con todo no se puede”. E intentando demostrarle que la había cagado su hijo ,empezó con el discurso prorraqueta: “En el pádel practicarías 2 horas y media cada día y te entrenarían los mejores entrenadores del mundo. Los pequeños fueron campeones de España el año pasado”. No sé de qué club hablaban, pero debía ser poco menos que la IMG Bollettieri Tennis Academy. Lo que sí estaba claro es que el padre tenía más ganas de pádel de alta competición que el propio crío… Pero lo realmente alucinante fue el comentario del adolescente, un poco descolocado tras la perorata paternal: “Ya sé que no me ganaré la vida jugando al fútbol”.

Jodeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer. Yo con 14 años me dejaba hasta el último aliento, desde las 4 de la tarde hasta que empezaban -ya en la tarde-noche- los partidos de la fase final del mundial de Italia 90, el mítico torneo de “Dios es Colombiano”. Y poco me importaba si daba el nivel o no, si llegaría muy lejos (aunque yo también tenía clarísimo que no). Lo importante era colar el balón lejos del alcance del portero para marcar, como Freddy Rincon, en la portería-pared de cemento o en el trozo de valla de la piscina que hacía también las veces de arco. El único futuro que me importaba era que los próximos partidos de eliminatoria acabaran en empate para disfrutar de las agónicas tandas de penalties…

Esta triste situación me demostró claramente la deriva educativa que estamos mostrando a las nuevas generaciones. Un inequívoco descenso a los infiernos, que va viento en popa a toda vela… Menos padre pesado y más pasión en los niños…

¿Quieres que tu hijo se divierta? ¿O buscas una máquina que te ayude a fardar con los colegas?

photo credit: Premnath Thirumalaisamy Golden Temple | Bylakuppe | Kushalnagar via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.