Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | November 12, 2019

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Máxima exigencia, mínima cobertura?

¿Máxima exigencia, mínima cobertura?
ivanferrer

El fútbol femenino en España vive una inquietante contradicción. Empieza a reconocerse mediáticamente y parece irremediable su proceso de profesionalización; pero sigue encallado en lo referente a los derechos laborales de las jugadoras. Máxima exigencia, mínima cobertura. Así seguimos tratando a nuestras deportistas de élite. Me parece alucinante que globalmente operemos así. Todos tenemos madres, hermanas, primas, sobrinas, hijas, nietas, novias, mujeres… Son elementos clave de la sociedad que hay que cuidar, potenciar y empoderar entre todos.

¿No podría el fútbol profesional masculino -con las astronómicas cifras que mueve-, ayudar a crear un modelo sostenible para sus hermanas? Con porcentajes mínimos de esta industria, que está en la cresta de la ola económica, se podrían sentar las bases para que las mujeres no se tengan que preocupar solo de sobrevivir. Es triste que en su mejor momento, el único recurso que les queda para obtener lo mínimo de lo mínimo es la huelga.

Mientras sigamos discriminando las secciones femeninas frente a las masculinas, incluso cuando hay elementos objetivos que dicen lo contrario, no avanzaremos ni podremos hablar de igualdad. Es lamentable ver en Huelva que un equipo de primera división (femenina), tenga que jugar en un patatal debido a que coincide en horarios con el masculino (que está en Segunda B, dos categorías por debajo). Hablar está muy bien, pero el movimiento se demuestra andando…

¿Exiges lo máximo dando migajas? ¿O deben existir unos mínimos para estar en la élite?

photo credit: SEIU Local 99 | Education Workers United Fight for $15 on 4/15 via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.