Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | July 9, 2020

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Tu mente te salva?

¿Tu mente te salva?
ivanferrer

El baloncesto esconde su grandeza en jugadas muy determinadas que, en instantes precisos, te pueden destrozar o elevarte más allá de la estratosfera. Se trata de un deporte tan rápido y trepidante que los pequeños detalles se magnifican, sobre todo si el partido está muy igualado. A 33 segundos para finalizar el partido, Conor Morgan -perdiendo de dos-, hizo unos dobles que certificaban un mal partido (con una serie de 0-6 en tiros de campo) y parecían condenar al equipo a la segunda derrota en la Fase Final de la Liga ACB.

A partir de ese momento, el ala-pívot canadiense, en vez de hundirse, tiró a la papelera de su escritorio personal mental todo el partido y se encargó de anotar, en el último ataque del Joventut de Badalona, la canasta del empate.

En la prórroga, apareció en pista un nuevo jugador que metió 5 puntos para empezar a encarar la victoria verdinegra, con un triple y una mate marcando territorio y mostrando poderío. Para que luego digan que en el deporte la mente no cuenta demasiado. Soy de la opinión que a similares cualidades, el cerebro es lo que marca la diferencia. De acabar una actuación decepcionante a ser la chispa que encienda la mecha de la victoria; grandezas del baloncesto…

¿Quedas atrapado en una espiral negativa? ¿O intentas ser positivo haste el final?

photo credit: Playerest El cerebro de Da Vinci via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.