Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | August 15, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

No sin mi PC (a la de una)

No sin mi PC (a la de una)
ivanferrer

Llega el momento de irse de vacaciones, de bajar el pistón, coquetear con el aburrimiento y disfrutar de abrasadoras tardes que parece que nunca van a tener fin… En este aspecto no hay diferencia entre el deporte y otras esferas de la vida: hay que descansar. Creo firmemente que tomar una limonada cuando sientes unas ganas locas de beber (no hace falta llegar al punto de la deshidratación) sienta el doble de bien; es sencillo comprobarlo y nada peligroso. De esa misma manera hay que vaciarse de todas las rutinas del día a día para volver a cogerlas, a la vuelta con más ganas (y no más destrozado que cuando empezaste el período de largo asueto)…

Si eres de los prisioneros del tiempo o perteneces a la tribu de “no sin mi portátil”, aquí vienen tres grandes recomendaciones sobre documentales deportivos. Grandes porque, bajo mi punto de visto, relatan historias apasionantes o conectan con mis convicciones filosófico-deportivas…

Mi primera propuesta para este mes de agosto es Icarus. Un ciclista amateur quiere realizar un documental sobre cómo puede influir y mejorar en su rendimiento un programa planificado de dopaje para disputar la Haute Route (la prueba más prestigiosa del mundo amateur por etapas). Y lo que parece una simple hipótesis a confirmar acaba desembocando en el juego más peligroso de la historia del deporte

photo credit: The National Guard Alaska National Guard via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.