Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | February 24, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Presionas a base de mascletás? (Trilogía del fuego parte 1)

¿Presionas a base de mascletás? (Trilogía del fuego parte 1)
ivanferrer

Queda poco más de un mes para que se ignifuge Valencia; para que se llene de fuego, olor a pólvora y ensordecedor estruendo las calles. Pero este año el trío calavera formado por Peter Lim, Gary Neville y los jugadores del club che se han empeñado en adelantarlas y hacerlas más impresionantes que nunca. La sombra del descenso asoma 30 años después, ya que está a cuatro puntos del infierno que les lleva a segunda.

El Barça encendió la mascletá con una tunda escandalosa en Copa del Rey, solo comparable para mí al 2-5 de hace más de tres décadas en Mestalla. Entre brumas recuerdo uno de los dos desplazamientos que hice con mis padres de pequeño para ver al Barcelona fuera de su estadio. Eran épocas en las que ir al fútbol era más fácil, ya que el Barça no ganaba ni la Copa Chamburcy. Mi hermana tenía dos años y yo nueve. Ir en autocar a Valencia era como desplazarse al fin del mundo. Dada la rivalidad del encuentro, nos recomendaron que si marcaba el Barça no lo celebráramos ostensiblemente (hecho que nunca he acabado de entender; que la alegría de uno genere la rabia y la violencia del otro). Situados detrás de una portería, disfrutamos de un partido sublime; y a partir del tercer gol mi padre y yo lo acabamos celebrando saltando subidos encima del asiento (ahí fue cuando entendí lo de procurar no celebrar demasiado los tantos, ya que cayó alguna que otra naranja desde la grada de arriba)…

Volviendo al presente, todo parece más surrealista a orillas del Turia, ya que todo se hunde lentamente pero parece que en la institución no pase nada; hay una calma tensa. En cambio, los aficionados más radicales descargan su tristeza, frustración y rabia en los  jugadores, al grito de “mercenarios”. La situación es crítica, pero no sé si lo más constructivo es increpar e insultar a unos jugadores que estoy seguro que no querían perder, ni mucho menos, por 7-0 contra el Barça ni estar flirteando peligrosamente con el descenso…

¿Es útil poner presión de forma agresiva para revertir la situación? ¿O por dramático que sea nos tenemos que tomar las cosas con calma?

photo credit: Ball de Diables (26) via photopin (license)

Publicar un comentario

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.