Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | November 21, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Quién quiere ser normal?

¿Quién quiere ser normal?
ivanferrer

Hace un par de años fui a explicar al curso de mi hija el trabajo de periodista. Lo intenté enfocar de una forma divertida y amena, a base de vídeos e historias para tenerlos enganchados y que no se dispersaran (algo muy sencillo a su edad). Bajo el título “no te creas todo lo que ves en la tele” intenté evidenciarles todo el trabajo que hay detrás de 10 segundos de gloria (con vídeos de los duros y solitarios entrenamientos de Usain Bolt) y la verdad que se oculta tras mitos como los soldados espartanos (se glorifica su lucha por la libertad mientras se oculta el “ejército” de esclavos que sustentaban su sociedad mientras ellos guerreaban).

50 niños, de entre los cuales destacaba en primera fila Alejandro. Me puse un micro para que él pudiera escucharme y seguir mi exposición. En los más de ocho años que comparte colegio con Anna, nunca he escuchado salir de la boca de mi hija expresiones como “retrasado”, “disminuido”, “deficiente”, “discapacitado” o “anormal”. Lo que sí me ha dicho, en varias ocasiones, es que “Alejandro es muy divertido”. Alejandro es diferente de Anna. De la misma manera que Anna es diferente de Paula y Leire -que prefieren el piano y el teatro, respectivamente, al baloncesto-, o de Chloe y Júlia -a las que les van deportes más individuales como el Mugendo y la gimnasia artística. También difiere de Candela en que mi hija lleva ropa menos “rapera y alternativa”.

Por esa misma razón creo que si Nike ha hecho a Justin Gallegos un contrato profesional es porque sencillamente se lo merece…

photo credit: Santi_Thil Día 96, ¿Especial? via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.