Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | April 27, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Solo quieres a los de aquí?

¿Solo quieres a los de aquí?
ivanferrer

El mundo ha derivado, indefectiblemente, hacia una globalización total, en el que hay múltiples efecto mariposa simultáneos que revolotean a través de todo el globo terráqueo. Lo que pasa en la bolsa de Nueya York acaba teniendo ramificaciones en los parqués de otros países y en la confianza de los inversores de muchos lugares. El enfrentamiento entre Rusia y Ucrania se expande en discusiones en la Vieja Europa. Las condiciones de los pequeños campesinos de lugares remotos dependen de las estrategias de multinacionales, a miles de kilómetros, que les compran sus productos. Y de esa globalización en la que casi todo está interconectado, ha nacido el mestizaje. La circulación incesante de personas, en busca de nuevas oportunidades,  hace que personas de otros países y continentes se acaben instalando y echando raíces lejos de su lugar de origen.

El mundo del deporte no es ajena a esta realidad. Y ahora se dan con naturalidad situaciones que hubieran sido imposibles años atrás. Iñaki Williams es de padre ghanés y madre liberiana. En 1994 nació en Bilbao, donde el destino llevó a sus progenitores. Y hace solo un mes se convirtió en el primer futbolista negro que marca un gol con el primer equipo del Athletic. Este mismo año Catar se llevó la plata en el mundial de balonmano con ningún jugador oriundo. En su plantilla había dos bosnios, tres montenegrinos, dos sirios, dos egipcios, un francés, un español, un iraní, un cubano y un tunecino. Todos ellos producto de una masiva y fructífera política de nacionalización.

Pero en Italia hay voces empeñadas en que el nacimiento marque la diferencia. Roberto Mancini sostiene que los no nacidos en Italia no deberían ponerse la camiseta de los Azzurri. Eso significaría una selección nacional de fútbol pura, sin extranjeros. Por esa regla de tres, Marcos Senna, Donato, Pizzi, Catanha, Celades o Diego Costa nunca hubieran debutado con La Roja.

¿Tenemos que limitarnos a los nacidos en la tierra para ser seleccionables? ¿O el talento es universal y puede moverse libremente?

photo credit: No soy de alla via photopin (license)

Publicar un comentario

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.