Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | September 25, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Tan serio tiene que ser el deporte?

¿Tan serio tiene que ser el deporte?
ivanferrer

El drama se da cita cada fin de semana en infinidad de terrenos de juego. Es la cara oscura del fútbol, que bascula entre el negro y el blanco sin que exista una escala de grises. En el fútbol cabe de todo menos la paciencia… Los proyectos se queman, uno tras otro a velocidad de vértigo. Si ganas eres Dios y si pierdes el Diablo. No hay más. Y si no que se lo digan al Espanyol: nuevo propietario chino, promesa de Champions en menos de tres años, 16 millones de euros invertidos en fichajes para esta temporada.. Y en la jornada sexta, con una sola victoria ante el colista y en puesto de descenso, parece que el equipo ya va camino del matadero…

Por eso recupero la entrevista de Rainer Bonhof, actual vicepresidente del Borussia Moenchengladbach, cuya exitosa carrera como futbolista estuvo coronada por la Copa del Mundo de 1974. Pero lo que más destaca de la charla -con motivo del enfrentamiento en Champions mañana contra el Barcelona-, es el legado que le dejó el deporte que practicó: “Es lo mejor que te deja, las risas y los recuerdos. Vives para ganar, para triunfar y el camino es largo, pero las risas es lo que te queda”. Supongo que por eso, cuando nos juntamos las viejas glorias del Celtic para hacer una barbacoa, recordamos y reímos sin parar.

Rememoramos el día que Juan, tras una expulsión en Magoria, sacó su cabreo yéndose a casa andando casi 8 kilómetros, desde La Campana hasta su casa. O el que esperamos infructuosamente a Mateu (mientras él lo pasaba en grande en el Carnaval de Sitges). Y nos partimos el día que Alonso pasó en control de fichas con las gafas puestas, para poder ver mejor el partido mientras estaba en el banquillo. Y alucinamos acordándonos la mañana que Javi se abrió la cabeza y volvió al campo unos minutos más tarde, gracias al vendaje que le hizo mi mujer… Tampoco nos olvidamos de cómo Paco perdió su número de camiseta en un piedra, papel o tijera. Se nos borran de la mente los resultados, pero los recuerdos y las risas no se van tan fácilmente…

photo credit: NatyGonzalez.cl Hermano Mayor via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.