Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | December 15, 2017

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿De qué te acuerdas en las despedidas?

¿De qué te acuerdas en las despedidas?
ivanferrer

No me gusta contar la vida en años… Y no es porque me empiece a hacer mayor; tengo 41 años y me siento más joven que nunca… Creo que se tiene que hacer incidencia en momentos especiales que hemos pasado con personas únicas. Y Àlex, mi amigo, mi entrenador, es de esos personajes únicos.

Yo tenía sueños, sueños que vivían solo dentro de mi cabeza, pero que mis piernas era imposible que pudieran alcanzar. Y nos pusimos manos a la obra… Y me cagué en tu estampa el día que hicimos fartlek en la playa, estuviste a punto de matarme. Aquella mañana, en la Barceloneta, me enseñaste que lo que no te mata te sirve de entrenamiento…

Y un día decidimos que intentaríamos hacer un medio Ironman. Ver a Anna vestida del Barça, en brazos de mi madre, y cogerla de la mano y correr juntos por la alfombra roja fue brutal… Nunca olvidaré tu sonrisa y la reverencia que me hiciste, a pocos metros de la meta, sabiendo que había sufrido bastante durante la media maratón…

Otro día pensamos que iríamos un poco más lejos, y que emprenderíamos el proyecto de la Matagalls-Montserrat: más de 80 Km por la montaña. Encontrarte a ti y a Katerina, en medio de la noche oscura, fue una gran sorpresa y dosis de energía, aunque me sabe muy mal no haberoslo podido demostrar en aquel momento. Sé que hiciste lo imposible para venir, incluso pidiendo el coche a un amigo para poder llegar donde yo estaba, en una carretera secundaria perdida en medio de la nada…

Y un día me vine, tal vez demasiado arriba, y te comenté que quería hacer 100 km en ruta, una carrera demoledora para cuerpo y mente, un verdadero triturapersonas. E innovaste tus métodos conmigo y me descubriste el agua de mar: ¡¡¡qué mala estaba al principio, cojones!!! Y cuando el día D, tras 13 horas de carrera, se hizo de noche y en el Paseo de Calella no quedaba ni cristo, allí estabas tú. Tú y mi familia: los mejores acompañantes del viaje más sorprendente que he hecho nunca sin moverme casi del sitio, como un hámster.

Y los sueños no acaban… Sé que hace semanas que ya estás maquinando todas las posibilidades para que llegue en óptimas condiciones a la Maratón de Barcelona y que pueda empujar una silla de ruedas durante 42km…

Hemos aprendido muchas cosas juntos: que se puede entrenar de lunes a viernes y que los fines de semana son sagrados para Puri y los niños, y que no hace falta perder ni un minuto haciendo ejercicio. O que lo que hace una buena pieza de fruta supera con creces a los asquerosos geles. Y como decía Stephen Hawking en la “Teoría del todo”, mientras sonaba “Arrival of the birds” en la escena final de la película, “Àlex: MIRA LO QUE HEMOS HECHO…”

Aunque te vayas muy lejos, a la gélida Noruega, seguiremos como cada semana amigo mío, entrenando de lunes a viernes… Mucha suerte en tu nueva aventura…

photo credit: koelnblogging.com Bye bye Germany via photopin (license)

Publicar un comentario

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.