Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | November 21, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Te crees una vedette?

¿Te crees una vedette?
ivanferrer

El mundo del fútbol va perdiendo peso, progresivamente, en la tradición puramente deportiva para inmiscuirse, cada vez más, en el mundo del espectáculo. De jugadores hemos pasado a estrellas mediáticas, alabadas por todos. Ya no interesa solo si juegan bien o mal, existe la tendencia de saberlo todo sobre ellos, sin importar si esa faceta tiene incidencia o no en su rendimiento.

Y dentro de ese selecto grupo de astros existen las vedettes, en el epicentro de los focos siempre; destacando tanto fuera como dentro del campo. Se trata de una élite que flirtea constantemente con el infierno, ya que la línea entre el amor eterno y el desafecto es mucho más fina de lo que parece a priori. Los medios y las redes se encargan de encumbran su vida privada y hábitos fuera de los terrenos de juego, hecho que puede tener consecuencias nefastas en su faceta como profesionales del deporte. Hay casos célebres, como el del ilustre Ronaldinho, cuya magia se la acabó llevando la noche. Se libró una batalla épica entre su clase y su desmedida pasión por el ocio nocturno…

Neymar también es un experto en estas lides; con su séquito de toiss está siempre en todas las salsas polémicas. Dembelé, sin quererlo, se convirtió en solista, tras ser el fichaje más caro de la historia del Barcelona. Ya entrado el inicio de su segunda temporada, todo indica que se le acabó el crédito: el fútbol lo ha abandonado y solo da la nota sin el balón. Será que ya ha cruzado el límite hacia el desafecto…

¿Cuidas tu vida privada? ¿O si eres una estrella no pasa nada con lo que haces fuera del campo?

photo credit: andreboeni Simca Vedette Marly (1956-57) via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.