Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | May 23, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Te obsesionan tus rivales?

¿Te obsesionan tus rivales?
ivanferrer

La historia de Luis Ocaña, es la historia de “un gran desafortunado”, como lo calificó Pierre Cescutti, entrenador suyo. Este reportaje narra la historia de una de las figuras míticas del ciclismo español. ganador del Tour de 1973. Pero es la deseperada historia de un quiero y no puedo.

Ocaña lo quiso con todas sus fuerzas, en ocasiones demasiadas. Temperamental, excesivo, impulsivo, atacador nato. Solo tuvo una pequeña pega. No pudo porqué coincidió con el considerado el mejor ciclista de todos los tiempos: Eddie Merckx. Entre 1969 y 1974, más que el Tour de Francia, se disputó la batalla Ocaña – Merckx.

En 1969 las opciones de victoria de Ocaña se volatilizaron al comerse una señal de tráfico. Dos años más tarde, tras sacarle 9 minutos al belga en una etapa de montaña, le pudo el ansia. En la siguiente etapa se lanzó a tumba abierta detrás de Merckx, en un día lluvioso. Lo prudente hubiera sido esperar. Pero Ocaña no sabía esperar y sus esperanzas de ganar quedaron sepultadas por otra caída durísima. En 1972 pinchazo, caída y abandono. Y en 1974 un accidente en una carrera previa le impidió al español empezar el Tour.

Su obsesión llegó a tal punto que llamaba a su perro Merckx. Su única victoria en el Tour, en 1973, fue aplastante. Le sacó al segundo clasificado 15 minutos de diferencia. Y aunque cumplió el objetivo de vestirse con el maillot amarillo en los Campos Elíseos, no pudo materializar el sueño de ver a su rival en el cajón del segundo clasificado; porqué aquel año Merckx no participó. Ocaña nunca le perdonó que no corriera el año de su victoria.

¿Es suficiente para ti conseguir tus objetivos? ¿O vives obsesionado con someter a tus máximos rivales?

photo credit: Denube via photopin cc

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.