Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | May 31, 2020

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

Tercera semana sin deporte (dos tercios)

Tercera semana sin deporte (dos tercios)
ivanferrer

En cuanto entras en escenarios de privación, lo más normal del mundo es que eches de menos lo que te ha sido arrebatado. Nos han quitado algo que no se puede comprar; la libertad de circulación para hacer lo que nos apetezca. No me refiero a la posibilidad de alejarme del asfalto urbano para viajar a los confines del planeta; hablo de algo mucho más cotidiano.

Desde que empezó el confinamiento tengo sueños de lo más extraños, la mayoría de los cuáles no consigo retener, pero que me levantan con una sensación de desasosiego extraña. Solo he podido recordar un par. En el primero, un bicho gigante -a semejanza de los pequeños que circulan intermitente por casa-  se colaba en mi congelador y encima soportaba sin problemas los -18º de la parte inferior de la nevera. En el otro, me tiraba persiguiendo a mis hijos horas y horas sin parar, en esos sueños en bucle que nunca acaban y que te agotan sin compasión.

Aparte de mi familia y amigos, obviamente, echo mucho de menos tomarme un café con leche acompañado de una flauta de jamón con pan de cereales, en la cafetería Fornus que hay delante del Pabellón Olímpico de Badalona. Sentir el bullicio en el interior del bar, perdiéndome en mis pensamientos mientras aporreo el teclado, es música para mis oídos… Y no poder hacerlo, me pesa más que no poder disfrutar del mundo del deporte, ahora mismo. No es una reflexión demasiado racional, pero en tiempos de apocalipsis y pandemias, el espacio para la normalidad queda bastante restringido…

¿Echas más de menos algo que el deporte?

photo credit: TheeErin I won for best hat of the night via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.