Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | April 3, 2020

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Tiras la toalla sin intentarlo?

¿Tiras la toalla sin intentarlo?
ivanferrer

La lesión forma parte de la competición. Vive constantemente agazapada dentro del vestuario. Y saltar en el entrenamiento o el partido, con el gesto más inesperado y sutil. Ataca casi siempre por la espalda, cuando menos te lo esperas. Y, de sopetón, rompe con el equilibrio de fuerzas en el colectivo y cambia los roles dentro del equipo. Alguien que estaba en un plano secundario consigue un papel protagonista, mientras que el lesionado hace un fundido a negro, camino del túnel en el que mando el doctor y se ve la luz muy a lo lejos, y solo se sale tras mucho esfuerzo y constancia en solitario. Hasta que la nave nodriza te recoge para llevarte de nuevo con el grupo y volver a disfrutar del juego…

Los equipos de baloncesto de élite disponen de plantillas amplias, apoyadas por filiales y escuadras júniors que, cuando la situación lo requiere, se ponen al servicio del primer equipo, el abanderado del club. Ahí también reside la gracia del deporte; confiar en que nuevos escenarios te van a ayudar a seguir adelante para conseguir tus objetivos. Pero lo fácil, en el mundo comodón de hoy día, es quejarse y cambiar juguete roto por juguete nuevo. Parece como si colectivamente, poco a poco, nos vamos anestesiando ante la frustración y la adversidad, tirando por el camino sencillo. Si usáramos siempre esa regla nos habríamos perdido uno de los grandes momentos del año. No nos olvidemos que el deporte es emoción e incertidumbre…

¿Te conformas con lo que te queda? ¿O estiras la reglamentación para tener el arsenal siempre al 100%?

photo credit: José María Andrés Muñeca via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.