Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | May 25, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

El torneo invisible (3 de 3)

El torneo invisible (3 de 3)
ivanferrer

El desconocimiento saca la cara más vergonzosa de nosotros mismos. Por bocazas puedes quedar como un triste maleducado, opinando sobre un tema temerariamente cuando puede doler mucho al otro lado. Pareces un idiota haciendo algo que en tu cultura es normal pero que en la de otro está muy mal visto. Pero la sombra más oscura del desconocimiento es que, sobre todo, genera desconfianza…

Mi amigo Juan encarna infinidad de cosas que yo detesto. Ideológica, política y socialmente estamos en las antípodas. Somos el blanco y el negro, sin escala de grises de por medio. Es la típica persona que, si no nos hubiera cruzado el fútbol, hubiera pasado de largo, fugazmente. Con un encuentro de cinco minutos hubiera tenido más que suficiente. Pero librando mil batallas deportivas juntos, con un balón de cuero de por medio, lo conocí. Y es un buenazo, con un gran corazón, aunque lo disimule tras ese físico que impone. En los terrenos de juego, aún de tierra o de barro -según conviniera Tláloc– sentí la tranquilidad de saber que si las cosas se ponían realmente feas, ahí estaría Juan. Y algunas veces la práctica dio paso a la teoría y vaya si se pusieron… Y suerte tuvimos de tener a Juan a nuestro lado.

Por eso, cuando vi a mi hija una noche, haciendo cola en el buffet de la cena, me acordé de Juan. Se me acercó, risueña, dándome un abrazo y un beso y, señalando al equipo del Cornellà –rivales con las que habíamos jugado el primer partido del torneo-, me dijo: “Papa, somos friends”. Y aquella desconfianza, las miradas previas de inquietud, las historias sobre monstruos que juegan en otros equipos se disiparon como un diente de león empujado por un suave soplido. Y desde ese momento solo vi a niñas jugando con otras niñas… Como Juan y yo impidiendo que el balón entrara en nuestra portería…

¿Te adentras en lo desconocido? ¿O mejor que cada uno respete su espacio?

photo credit: Nelo Hotsuma Invisible Cows! href=”http://photopin.com”>photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.