Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | November 19, 2018

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Tu creatividad ofende?

¿Tu creatividad ofende?
ivanferrer

Cuando se marca una gruesa e interminable linea recta para que todo el mundo la siga, los que se salen de ella se exponen mucho. Se enfrentan a las miradas reprobradoras del resto al ser diferentes, a la posibilidad de ser criticados abiertamente, a ser linchados, apartados y a que se les intente meter de nuevo en el redil. Como protagonizan situaciones insólitas y extraordinarias, pueden hacer que les acaben siguiendo muchos otros. Así la cutre, aburrida e infinita fila monocolor se escuda en la “falta de respeto” para mantener a toda la borregada en su sitio.

Según los que reclaman respeto deportivo, René Higuita seguro que era un payaso. Parecía cualquier cosa menos un portero de fútbol. Con esa pelambrera escandalosa y unas pintas de matón de discoteca, distaba mucho del prototipo de deportista distinguido. No se limitaba a atajar balones. Era un portero total: daba toques despreocupados con el cuero delante de los delanteros, desafiante, como si se tratara de un entrenamiento -llegándoselos a regatear, en ocasiones-, salía de su portería con el balón controlado hasta plantarse en campo contrario -incluso pisando el área-, tiraba faltas y penaltys. Y su especialidad era hacer el escorpión en línea de gol, desafiando toda lógica. Muy espectacular, muy bonito y todo lo plástico que tú quieras, pero actuar de esa manera no le correspondía a un portero clásico.

Se salía de lo normal, y solo por ello se exponía a un riesgo inconcebible para el resto de porteros. Corría el peligro de cagarla a lo grande; pero el miedo estaba desterrado de su diccionario particular. Era diferente. Se limitaba a imaginar y ejecutar, sin pensar demasiado en las consecuencias. Pero esa audacia se traducía en espectáculo, disfrute e imaginación sobre el terreno de juego. Si todos los payasos fueran como Higuita, me encantaría que el fútbol fuera un circo gigante. Menos mal que ahora tenemos un payaso-mago de la falta del respeto, un tal Messi que probó con el penalty-asistencia… Estoy deseando ver su próxima payasada…

¿Tu camino es la creatividad? ¿O las cosas se hacen como siempre se han hecho y punto?

photo credit: POP Toys via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.