Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | June 26, 2019

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Vives para esto?

¿Vives para esto?
ivanferrer

La infinita gracia que tiene el mundo del deporte es que lo preside la incertidumbre, de manera constante. Y siempre pueden aparecer, de forma repentina, circunstancias y detalles que cambien el rumbo del partido. Y de nada sirve que parezca que el guión ya está escrito de antemano, por lo dispar del resultado o la abismal diferencia de potencial de los oponentes. Se trata de realidades en directo que fluyen de forma descontrolada, ya que el ambiente, el contrario, los nervios y la suerte confluyen una y otra vez.

Y cuando te enfrentas a un partido de los grandes, con el liderato en juego, todo se amplifica. Las emociones y la tensión se hacen aún más presentes y palpables. Nadie, absolutamente nadie, quiere perderse un partido así. La semana del día D todo el mundo está más metido, más motivado, más enchufado. Y cuando empieza el calentamiento previo se nota un ambiente muy especial y eléctrico. En el aire se respira partido grande.

En la grada es una auténtica angustia; con tu aliento intentas insuflar energía positiva. Y no puedes hacer nada más. Animar para que corran más, corear cánticos para que sean un muro defensivo impenetrable, soplar la pelota que merodea el aro para que acabe entrando… Este sábado lo viviré como espectador, con el añadido emocional que en la pista estará Anna y sus compañeras. Bendita angustia, emoción e incertidumbre, infinita gracia del deporte y el baloncesto…

¿Te gustan los partidos de alto voltaje? ¿O te van más los partidos en los que solo se juegan los dos puntos?

photo credit: mandolux Thunderbolt via photopin (license)

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.