Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | May 20, 2024

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Con qué recuerdos te quedas?

¿Con qué recuerdos te quedas?
ivanferrer

La semana pasada se fue Pere Cadena, uno de mis grandes referentes en la Unió Esportiva Cètic, en la que jugué 14 temporadas. Le conocí con 20 años, iba sólo a jugar al fútbol, ​​pero acabé siendo parte de una familia en que él era una de sus piezas clave.

Tengo grabado en la memoria la vez que compartimos equipo en Francia. Tengo un gran recuerdo suyo, de Helio y Agustín, los más veteranos, cuando nos hicimos la foto conjunta. Pero lo que más me impresionó fue la ilusión y las ganas que pusieron en el campo, como si fueran realmente niños de 7 años.

El cariño de una persona va mucho más allá de la sangre. La amistad se forja en buenos pero, sobre todo, a los malos trances. Cuando me quedé sin trabajo, fue de los primeros en pedirme el currículum para hacerlo correr. Y cuando me golpearon la cabeza con un casco en la tangana multitudinaria que sufrimos en el campo del Poble Sec, fue uno de los primeros en sacarme de allí (y después me acompañó en el posterior juicio).

Y sin duda, Pere también estuvo en los mejores. En las celebraciones del acceso a las dos promociones de ascenso y el día del mítico gol en el minuto 94 contra el Don Bosco en la Escola Industrial. Y también durante los viajes por toda Europa que compartimos por Alemania, Austria, Francia y Polonia. En Cracovia vino Anna que tenía sólo dos años; y él estaba siempre dispuesto para hacerle alguna broma o preguntarle cómo estaba. Porque bajo su fachada de central duro y expeditivo, era pura amabilidad y entrega por los demás, siempre atento a las necesidades de todos a los que apreciaba.

Y, como en una cuenta de hadas con un final redondo, sin ser demasiado consciente de ello, todo acabó como empezó. Hace dos viernes nos vimos, hablamos del hockey en línea de Oriol y de cómo sufría cuando veía competir a su hijo Pere en judo y cómo se conjuró con su abuelo para cambiar su querido fútbol por el tatami.

DSC00247

¡Buen viaje Pere!

 

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.