Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | July 25, 2024

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Te sorprendes en medio de un choque de trenes? (parte 1)

¿Te sorprendes en medio de un choque de trenes? (parte 1)
ivanferrer

El sábado por la tarde, viendo el partido de hockey en línea de Oriol me encontré con una situación, del todo imprevista, que llevaba años gestándose en mi casa. Me sentí como un maquinista del metro que, tranquilo, coge un curva a ciegas y, de repente se encuentra un convoy de frente, sin margen de reacción y con desastre final asegurado.

Tras tener el partido bastante controlado, con un claro 0-4, el equipo se descompuso a partir de un gol en propia puerta a falta de 7:16 para acabar el encuentro. Tres minutos y medio nefastos acabaron con un 4-4 en el electrónico, que ya no se movió hasta el final. A medida que se reducía la diferencia favorable, mi hija estaba nerviosa. Veía que la clara ventaja se iba al garete y que no había cambios en el Jujol. Me dijo: «que saque a mejores jugadores». Pero el banquillo no se movió.

Anna, empujada por la filosofía de equipo zombi en el que juega (buscan la victoria como único medio de realización colectiva, por encima de todo, de forma insaciable. Esa es su carne fresca, a la que se tiran en plancha saltándose, si hace falta, cualquier tipo de norma ética y/o moral), no entendía muy bien lo que estaba pasando en la pista. La verdad que me gustaría que mi hija jugara en un equipo con alma y valores y no tuviera que ir, cuatro veces por semana, a un páramo desolador en el que básicamente habita la nada…

¿Tu hijo juega en un equipo con alma o en uno zombi?

Imagen de allenrobert en Pixabay

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.