Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | April 17, 2024

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Alcanzas a ver dónde no llegan los datos?

¿Alcanzas a ver dónde no llegan los datos?
ivanferrer

El deporte de élite es una de las últimas esferas en las que el big data ha entrado con fuerza. Desde una vertiente más científica, sirve para manejar gran cantidad de datos y variables que ayudan a mejorar el rendimiento de los jugadores y permiten descubrir ventajas competitivas dentro de los equipos. Todo dirigido a que deportistas, cuerpo técnico y gestores de instalaciones deportivas tomen decisiones eficientes para ser más competitivos que nunca.

Las aplicaciones son infinitas: manejar infinidad de datos estadísticos durante un partido en tiempo real, predecir por qué lado se tirará un penalty, cuidar de la salud de los deportistas e incluso gestionar de forma eficaz flujos de entrada y salida en grandes recintos deportivos. Pero, por mucho que avance la tecnología y la IA, nunca podrán medir la felicidad de un equipo.

La explosiva combinación de creatividad y alegría se demuestra, bajo mi punto de vista, a través de dos elementos difícilmente cuantificables. El primero es la celebración de los goles. Tras el instante en el que el puck choca contra la red, se desencadena un pequeño caos presidido por abrazos, choques de puño y gritos. Pero cuando existe buen rollo hay lugar para breves coreografías, como la protagonizada por Lluís y Oriol para hacer el gesto de fusión de Goku y Vegeta, con una coordinación sublime (teniendo en cuenta que tenían que regular la velocidad de los patines, juntar los dedos de ambas manos, arquearse en marcha y levantar un pie, y sin que los sticks chocaran entre sí).

El segundo factor es la magia que desprenden jugadas ensayadas, como la que interpretaron como el ballet Bolshoi Lluís y Gala (el primero, encarando a la portera rival, se la pasó por debajo de las piernas hacia atrás para que Gala rematara a puerta). En esta ocasión la pastilla no besó la red, pero poco importan los datos para engordar estadísticas cuando destacan intangibles de tal calibre…

¿Crees que con el big data acaban la solución a todos tus problemas? ¿O existen intangibles de valor incalculable?

Imagen de Pete Linforth en Pixabay

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.