Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Deportes y Comunicación | February 8, 2023

Scroll arriba

Arriba

Sin comentarios

¿Prefieres jugar sin ver el final?

¿Prefieres jugar sin ver el final?
ivanferrer

Cada año estoy más convencido que la mayoría de entrenadores y padres involucrados en el deporte de los más pequeños van más perdidos que un pulpo en un garaje. Las ansias obsesivas y desmedidas de victoria, atadas con cadenas indestructibles de resultadismo por encima de todo, generan una angustiante miopía que empobrece -a partes iguales- el desarrollo humano y deportivo de los niños.

Los benjamines del Jujol siguen con paso firme en su categoría. Ayer, el electrónico reflejó al final un 8 a 3, aunque si el equipo hubiera jugado a vencer y destruir al contrario estoy convencido que el resultado hubiera sido infinitamente más llamativo. Pero en este conjunto, por fortuna, las dinámicas van por otros derroteros:

  1. En el campo funciona la pizarra para que el equipo no reciba contragolpes peligrosos. En el 90% de las ocasiones siempre hay una posición defensiva de cierre y, orgánicamente los jugadores ocupan espacios libres para desmarcarse, hacer grande el campo y desarrollar el ataque a base de pases.
  2. Se trata de que todo,  absolutamente todo, el conjunto participe, aprenda y mejore. Prueba de ello es que el mejor jugador de la pasada temporada en prebenjamines (que quedó campeón de Catalunya) acabó desquiciado y excluido por la impotencia de no poder irse de los jugadores del Jujol (el año pasado los superó con suma facilidad). Cada integrante, a su nivel, da lo mejor de sí mismo, convirtiendo al Jujol en un equipo único y singular.
  3. Y lo que más me enamora de este equipo es que es inclusivo a más no poder. Vienen a ayudar dos jugadores del prebenjamin y como si fuera un partido más en la oficina. Lástima que Nico no pudiera marcar su primer gol en la categoría, pero ya queda menos…

El resultado de jugar a la corto plazo sería a estas alturas, seguramente, de entre 15 y 20 goles por encuentro. Estaríamos ante un equipo en el que lucirían sus estrellas más rutilantes (solo hace falta ver los primeros puestos de la clasificación de toda la liga en tantos y asistencias), acompañado de simples palmeros que saben patinar. Pero trabajando a la larga estoy seguro que no ganaran tanto, pero serán mucho mejores (todos y cada uno y como equipo en su conjunto). Y para mí eso es formar: aprender y mejorar.

¿Prefieres ganar a mejorar? ¿O mejor quedar sí o sí campeón este año?

Imagen de Joe en Pixabay

Publicar un comentario

Rellena el Captcha (para evitar el spam) * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.